Cofepris firma convenio para impulsar medicina tradicional

Cofepris firma convenio para impulsar medicina tradicional

La COFEPRIS y la Federación Nacional de la Industria de Herbolaria y Medicina Alternativa, Tradicional y Naturista (FNIHMATN) firmaron hoy un convenio para la Regulación Sanitaria de las Medicinas Tradicionales y Naturistas en el marco del “1er Foro Nacional de Regulación Sanitaria de la Cadena Productiva de la Medicina Tradicional y Herbolaria”, lo que representa el máximo compromiso histórico hasta ahora por parte de las autoridades de salud, por impulsar el sector.



Julio Sánchez y Tépoz, titular de la COFEPRIS informó que las autoridades sanitarias y la Federación, han estado trabajando los últimos 4 años de forma ardua y conjunta en la capacitación del sector, lo cual ha llevado a su formalización.

“Hace 4 años, sólo el 20% de los integrantes de la FNIHMATN contaban con avisos de funcionamiento. Hoy el sector herbolario y de medicina naturista está formalizado en un 80%; sus integrantes saben qué requisitos deben cumplir y han tenido un proceso de profesionalización, lo cual demuestra su compromiso con la calidad y con una clara intención de hacer las cosas bien”, indicó el funcionario.

Por su parte, Emmanuel Zúñiga, presidente de la FNIHMATN explico que: “la normatividad vigente supone una serie de requisitos inalcanzables para un sector conformado por micros y pequeñas empresas, además de que los expertos en el uso y manejo terapéutico adecuado de las hierbas medicinales y otros métodos naturistas, no están debidamente reconocidos por la Ley de Salud, con lo que se desperdicia un importante legado cultural e invaluables recursos humanos”.



“Llegar a una nueva regulación sanitaria realista- agregó-, permitirá que estas medicinas puedan ser aprovechadas y practicadas de la manera más provechosa para la población, tomando en cuenta sus condiciones económicas, geográficas, sociales y culturales.

El objetivo del Convenio es realizar las acciones necesarias para contar con la regulación sanitaria para la elaboración de tratamientos para las medicinas alternativas y complementarias, complementos alimenticios y cosméticos a base de plantas medicinales con respeto a los derechos humanos generales y culturales de los pueblos indígenas con base en los art. 1, 2 y 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el Art. 6 Bis de la Ley General de Salud.

También el reconocimiento y regulación de la licenciatura en Naturopatía; licenciatura en medicina tradicional, alternativa y complementaria; al técnico asesor herbolario; Coach nutricional y Psicoterapeuta humanista como profesionales dirigidos a la atención primaria de la salud y como promotores en el desarrollo educativo de las medicinas tradicional, alternativa, complementaria e industria herbolaria.

“Según un análisis de la CONEVAL (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), el 31.8 por ciento de la población total del país, presenta carencia en el acceso a los servicios de salud. Es por ello que el impulso e incorporación al sistema de salud de las medicinas tradicionales y naturistas es una urgencia nacional”, comenta Zúñiga.

El 80% de los mexicanos utilizan la herbolaria de forma automedicada, por eso es necesario regular e impulsar a los médicos naturópatas y asesores herbolarios para el mejor uso de este recurso.



Asimismo, la COFEPRIS realizará una revisión técnica de la lista señalada en el “Acuerdo por el que se determinan las plantas prohibidas o permitidas para tés, infusiones y aceites vegetales comestibles”, en conjunto con la FNIHMATN a través de su equipo técnico.

“Recordemos que años atrás, la COFEPRIS presentó una lista de 432 plantas prohibidas pese a que por siglos habían sido utilizadas por la medicina tradicional herbolaria. Ahora podremos revisar esa lista y revaluar su posible uso, lo cual es una gran victoria para el sector”, explicó Zúñiga.

En este sentido Sánchez y Tépoz comentó que la ley es siempre dinámica y que a medida que las formas farmacéuticas cambian y las tecnologías avanzan, es posible una mejor evaluación de los productos.

Share