fbpx

Aumenta el pulso entre Facebook y Apple

Los dos gigantes tecnológicos suben el tono de su rivalidad debido a la iniciativa de Apple ofrecer a sus usuarios la opción de no ser rastreados por aplicaciones como Facebook.

Facebook y Apple mantienen una larga rivalidad acerca del uso de los datos personales de sus usuarios. Mientras que la empresa de la manzana se precia de proteger la intimidad de sus clientes a toda costa, llegando incluso a litigar con el FBI por negarse a desbloquear terminales, Facebook ha criticado el planteamiento de Apple como elitista, engañoso y a sus productos como exageradamente caros. Esta rivalidad ha subido de tono tras la decisión de Apple de introducir en su nuevo sistema operativo, iOS 14, una función que permitirá a los usuarios decidir si dejan o no que aplicaciones como Facebook recopilen sus datos de uso y les puedan rastrear en las redes.



Así, Apple exigirá a las aplicaciones de su APP Store que proporcionen información sobre algunas de sus prácticas de recopilación de datos de aplicaciones en la página de su producto y que pidan permiso a los usuarios para rastrearlos en aplicaciones y sitios web propiedad de otras empresas.

Facebook se ha apresurado a lanzar un comunicado y a poner publicidad en todos principales medios de comunicación, denunciando que esta nueva política de iOS 14, que se aplicará a principios de 2021, tendrá un “impacto dañino” en muchas pequeñas empresas que están luchando por mantenerse a flote, así como en una Internet gratuita en la que todo el mundo confía ahora “más que nunca”. Obviando, sin embargo, que la principal perjudicada por ese incremento en la protección de datos es la propia Facebook.

Para la red social la nueva política de Apple no tiene nada que ver con la privacidad, “sino con el beneficio”, ya que obligará a las empresas a recurrir a suscripciones u otros pagos en la aplicación para obtener ingresos, lo que significa que “Apple se beneficiará y muchos servicios gratuitos tendrán que comenzar a cobrar o salir del mercado”, aunque Facebook evita mencionarse a sí misma.

Facebook incide en que si los creadores de contenido tienen que recurrir a formas de ganar dinero distintas a la publicidad, como cobrar a las personas por una suscripción o pagos en la aplicación, esas tarifas están sujetas a una tasa de Apple que oscila entre el 15% y el 30% y por la cual la Comisión Europea está investigando a Apple tras ser denunciada por Spotify, aunque no por Facebook.



Facebook se esconde detrás de las pymes

En su publicidad pagada, Facebook no ahorra pullas acerca del precio de los terminales de Apple y cómo éstos han experimentado una bajada en sus ventas: “A medida que las ventas de hardware de Apple se están desacelerando y tienen que virar hacia su negocio de servicios, su plataforma App Store recaudó alrededor de 50.000 millones en 2019 (40.860 millones de euros). Con estos cambios, Apple se beneficiará aún más de su App Store. En resumen, estos cambios significan más dinero para Apple y menos cosas gratis para las personas”, critica.

Así, la red social de Mark Zuckerberg critica que esta decisión beneficia a “las grandes compañías con grandes presupuestos para la publicidad tradicional” y perjudica sobre todo a pequeñas empresas y editores, que ya están luchando por superar el impacto de la pandemia del Covid-19 y que verán como estos cambios afectan directamente a su capacidad para utilizar sus presupuestos publicitarios “de manera eficiente y efectiva”. Omitiendo de nuevo la posición dominante de Facebook en el mercado publicitario (es la segunda empresa más importante en el sector tras Google) y que, por lo tanto, seria la principal afectada por las medidas de la empresa dirigida por Tim Cook.

Facebook afirma haber hecho un estudio que indica que los pequeños negocios podrían ver reducidas un 60% las ventas online derivadas de anuncios. “No prevemos que los cambios propuestos en iOS causen una pérdida total de personalización, pero es un movimiento en esa dirección a largo plazo”, advierte.

Por otro lado, Facebook también afirma que Apple “no se aplica sus propias reglas”, ya que su propia plataforma publicitaria personalizada no está sujeta a la nueva política de iOS 14. Así, Apple usaría los datos que recolecta, incluidos a través de aplicaciones desarrolladas por otras compañías, para mejorar la eficacia de sus propios productos publicitarios.

A este respecto, Facebook añade que si los usuarios no quieren que el fabricante tecnológico no utilice sus datos para publicidad, tienen que buscar la funciones de control “en lo más profundo de la configuración de su iPhone. “Estos movimientos son parte de la estrategia de Apple para expandir su negocio de tarifas y servicios”, acusa.



Ambas compañías están investigadas por supuestas prácticas anticompetitivas

Pese a su esfuerzo publicitario, Facebook reconoce que no le quedará otra que acatar las normas de Apple, antes que irse de su plataforma, como sí hizo Epic Games, la empresa editora del videojuego “Fornite”. Y se justifica expresando que si hicieran ese movimiento, “perjudicaría aún más a las personas y empresas que dependen” de sus servicios.

“Creemos que Apple se está comportando de manera anticompetitiva al usar su control de la App Store para beneficiar sus resultados a expensas de los desarrolladores de aplicaciones y las pequeñas empresas. Continuamos explorando formas de abordar esta preocupación”, remarca Facebook, quien añade que están haciendo “todo lo posible” para preparar a sus socios y mitigar el impacto de la política y la “orientación cambiantes” de Apple.

Facebook está siendo investigada por las autoridades europeas y estadounidenses por prácticas monopolísticas y por comprar empresas más pequeñas que le pudieran suponer competencia.

Write a Comment

view all comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: