• Home »
  • Portada »
  • Claudia Mijangos cumplirá sentencia “médicos determinarán su situación”
Claudia Mijangos cumplirá sentencia “médicos determinarán su situación”

Claudia Mijangos cumplirá sentencia “médicos determinarán su situación”

Será este próximo 24 de abril, cuando Claudia Mijangos, conocida como ” La Hiena de Querétaro”, cumplirá la sentencia de 30 años que se le dictó por el asesinato de sus tres hijos en 1989, por lo que, aún se desconoce si efectivamente saldrá o no en libertad, hasta que los médicos determinen su situación mental.


El magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), José Antonio Ortega Cerbón, informó que se le hará un análisis de salud mental para que sea entregada a un familiar. Aunque también consideró que en caso de que amerite seguir en internamiento en un hospital psiquiátrico lo continuará, pero no como una medida impuesta por una sentencia, sino como prevención en el tema de salud.

Ortega Cerbón, añadió que hasta la fecha ningún familiar de Claudia Mijangos se ha acercado con el Poder Judicial, y que en el supuesto de que sea entregada a alguno de ellos, estará sujeta a vigilancia y tratamiento.

Fue en diciembre de 2018, cuando Claudia Mijangos, brindó su primera entrevista al salir de prisión (después de 30 años de estar encerrada) para la cadena de televisión londinense “BBC”,donde reveló que “no se arrepiente de nada de lo que ocurrió en el pasado”, señalando que no extrañaba vivir en libertad “ya que más de la mitad de su vida la pasó tras unas rejas” y la cárcel se convirtió en su hogar.


“No me arrepiento de nada de lo que hice en el pasado, y se que tu pregunta se refiere a la tragedia por la que fui condenada 30 años. No me arrepiento por la sencilla razón que yo no cometí ese crimen: en ese momento algo muy poderoso se apoderó de mi cuerpo y fue quien realizó ese terrible asesinato.

“Fueron 30 años en los que estuve recluida, no puedo decir que mi estancia fue mala, incluso yo era muy respetada en el lugar sin mostrar agresividad o tratar de que me tuvieran miedo. Era una leyenda en el reclusorio de Tepepan (donde estuvo encerrada), muchas mujeres ingresaban por situaciones similares de asesinato y me entendían, y las que no siempre querían conocerme por lo famosa que era. Tuve una buena etapa, los directivos siempre me trataron bien, ahí terminé la Licenciatura en Administración, y durante años me dediqué a dar clases relacionadas con mi carrera.


Mucha gente me pregunta si no siento remordimiento por lo que le hice a mis hijos, pero lo que realmente siendo odio, rabia, desesperación y tristeza, lo que una madre experimentaría si un hijo muriera. Todas las noches lloró por ellos, recuerdo cuando eran bebés y los cambiaba, cuando los tuve en mis brazos, y como en un día mi vida cambio por una mala jugada del destino, de la que lamentablemente me tocó ser participe”, comentó entristecida.

 

Share