fbpx

El lanzador extendió a 31 su propio récord

No le bastó al derecho Jacob deGrom abusar desde la lomita de los Miami Marlins. También lo hizo con el bate.

En una noche histórica para él, deGrom ponchó a 14 rivales en siete entradas en blanco, cifra máxima en su carrera, al tiempo que extendió a 26 su racha de aperturas de calidad consecutivas, con lo que iguala la seguidilla del inmortal Bob Gibson, quien lo hizo con los St. Louis Cardinals entre las temporadas de 1967 y 1968.

La última vez que el derecho de los New York Mets no registró un inicio de calidad fue el 13 de mayo de 2018, ante los Philadelphia Phillies.

Desde entonces, en esas 26 salidas ha compilado una efectividad de 1.55 en 185 entradas y dos tercios, con 237 ponches y 34 bases por bolas.

Asimismo, extendió a 31 su propio récord de más aperturas con tres o menos carreras permitidas.

“Mi objetivo principal es simplemente ejecutar cada lanzamiento. Tenía un buen plan de juego y funcionó”, dijo deGrom, quien dio gran crédito de su éxito al catcher puertorriqueño Tomas Nido, su compañero de batería este miércoles.

“Nos sentamos y hablamos sobre cómo queríamos sacarlos. Nido hizo un buen trabajo conmigo detrás del plato esta noche”, añadió el pitcher, quien rompió una racha de ocho aperturas seguidas sin victorias ante Miami.

Write a Comment

view all comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: