fbpx

La OMS y el Hospital Infantil de Investigación St. Jude de Memphis aumentarán drásticamente el acceso a los medicamentos contra el cáncer infantil en todo el mundo

Se trata de la mayor asignación de fondos realizada hasta el momento para antineoplásicos contra el cáncer infantil en los países de ingresos medianos y bajos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Hospital Infantil de Investigación St. Jude anuncian hoy el establecimiento de una plataforma que aumentará drásticamente el acceso a los medicamentos contra el cáncer infantil en todo el mundo.

La Plataforma Mundial para el Acceso a los Medicamentos contra el Cáncer Infantil, que es la primera establecida en el mundo con ese fin, garantizará el suministro ininterrumpido de fármacos de calidad a los países de ingresos medianos y bajos. En un periodo de seis años, este hospital invertirá US$ 200 millones para que la plataforma ofrezca gratuitamente medicamentos a los países que participen en la fase experimental. Se trata de la mayor aportación económica a una iniciativa mundial sobre medicamentos contra el cáncer infantil efectuada hasta la fecha.



El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, ha señalado: «Casi nueve de cada diez niños con cáncer viven en países de ingresos medianos y bajos, donde la supervivencia es inferior al 30%, frente al 80% que se registra en los países de ingresos medianos y bajos. Esta nueva plataforma, que se suma a la exitosa Iniciativa Mundial contra el Cáncer Infantil puesta en marcha en 2018 por el Hospital St. Jude, ayudará a solventar este desequilibrio inaceptable y dará esperanza a miles de padres que se enfrentan a la devastadora realidad del cáncer infantil».

Antineoplásicos asequibles, de calidad y con continuidad para los niños

Se calcula que, anualmente, unos 400 000 niños de todo el mundo contraen un cáncer. En la mayoría de los países de ingresos medianos y bajos, estos niños no tienen acceso a antineoplásicos de forma regular o bien no pueden pagarlos. Como consecuencia de ello, cada año fallecen casi 100 000 niños.

El objetivo de esta nueva plataforma es proporcionar antineoplásicos inocuos y eficaces a cerca de 120 000 niños entre 2022 y 2027, con la esperanza de ampliar esta cifra en años posteriores. Se prevé prestar apoyo en todas las etapas del proceso, de principio a fin, para aglutinar la demanda y configurar así el mercado, ayudar a los países a seleccionar medicamentos, elaborar criterios terapéuticos y reforzar los sistemas de información para comprobar que se presta una atención eficaz y que se impulsa la innovación.



El Dr. James R. Downing, Presidente y Director General del Hospital St. Jude, explica: «Desde siempre, el objetivo de nuestro hospital ha sido impulsar la investigación y el tratamiento del cáncer infantil y de otras enfermedades que tienen consecuencias catastróficas para los niños. Casi 60 años después de nuestra fundación, unimos nuestras fuerzas con la Organización Mundial de la Salud, varias organizaciones asociadas y nuestros colaboradores de la Alianza Mundial para extender esa promesa a niños de todo el mundo. Gracias a esta plataforma, estamos sentando las bases para tratar a los niños con antineoplásicos seguros, dondequiera que vivan».



Este enfoque innovador abre un nuevo capítulo en el acceso a la atención oncológica al abordar el problema de la escasa disponibilidad de antineoplásicos en los países de ingresos medianos y bajos, debida, a menudo, a los elevados precios, las interrupciones del suministro y los pagos directos que deben realizar los usuarios y que les abocan a sufrir dificultades económicas.

De acuerdo con una encuesta publicada en 2020 por la OMS acerca de la capacidad de los países para hacer frente a las enfermedades no transmisibles, solo el 29% de los países de ingresos bajos disponen en general de antineoplásicos para su población, mientras que en los países de ingresos altos este porcentaje es del 96%. La nueva plataforma, gracias a que aglutina las necesidades de los niños con cáncer de todo el mundo, ayudará a reducir la compra no autorizada de medicamentos falsificados y de calidad subestándar y resolverá las limitaciones que sufren los organismos nacionales de reglamentación.



El Dr. Carlos Rodrí guez Galindo, que es Vicepresidente Ejecutivo del Hospital St. Jude, Presidente del Departamento Mundial de Pediatría y Director de St. Jude Global, ha señalado: «Si no solucionamos la escasez y la baja calidad de los antineoplásicos que afecta a muchas partes del mundo, tenemos pocas opciones de curar a estos niños. Los profesionales de la salud deben contar con fuentes fiables de los antineoplásicos de referencia en la actualidad. Desde el Hospital St. Jude, de la mano de los asociados de la OMS que proporcionarán también financiación, lucharemos para hacer frente a este problema».

Por su parte, la Dra. Bente Mikkelsen, Directora del Departamento de Enfermedades No Transmisibles de la OMS, ha dicho: « La OMS trabaja en el terreno, codo con codo con los gobiernos, para proporcionar apoyo y servicios a fin de que todos los niños tengan acceso al mejor tratamiento posible contra el cáncer».



El Hospital Infantil de Investigación St. Jude

El St. Jude Children’ s Research Hospital de Memphis (Estados Unidos de América) es un centro líder en el mundo en el ámbito de la investigación y el tratamiento del cáncer infantil y de otras enfermedades pediátricas potencialmente mortales. Se trata del único centro oncológico integral designado como tal por el Instituto Nacional del Cáncer de dicho país que se dedica exclusivamente a los niños. Los tratamientos desarrollados en el St. Jude han ayudado a aumentar la supervivencia al cáncer de los niños, que ha pasado del 20% en 1962, cuando se abrió el hospital, al 80% en la actualidad. Ahora, el St. Jude está ampliando su misión para ayudar a más niños en todo el mundo. En 2018, puso en marcha la Iniciativa Mundial contra el Cáncer Infantil junto con la Organización Mundial de la Salud con el fin de que, de aquí a 2030, las tasas de supervivencia a los tipos más frecuentes de cáncer infantil aumenten hasta el 60%. Además, dirige la Alianza Mundial St. Jude , una red mundial cuyos miembros comparten el objetivo de mejorar la atención y aumentar las tasas de supervivencia de los niños con cáncer y con trastornos sanguíneos en todo el mundo.



Write a Comment

view all comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: