fbpx

Las gorras, la otra pasión que unió a Gignac con Damián Álvarez

La pasión por el fútbol llevó a André-Pierre Gignac y a Damián Álvarez al profesionalismo, cada uno construyó su camino, pero el destino los unió con los Tigres de la UANL sin imaginarse que habría otro gusto que los llevaría por la misma senda.

Aunque el estar dentro de las canchas se convirtió para ambos en una forma de vida, las gorras son otra pasión de ambos y por ello decidieron incursionar en ello.

Damián Álvarez inició su andar dentro del fútbol en su natal Argentina, ya que en 1997 jugó con el club River Plate, donde estuvo de ese año hasta el 2000, para después emigrar al futbol europeo y enrolarse con el Reggina de Italia.

Tras su paso por el viejo continente, el club Morelia fue el que le abrió las puertas en México en el 2003, año en el que empezó a construir su propia historia, que fue de menos a más.

Álvarez fue traspasado en el 2006 con los Tuzos del Pachuca y a partir de ahí llegaron los logros, en virtud de que ese año ganó con el cuadro hidalguense la Copa Sudamericana.

Para el 2007 se dieron más títulos, luego que Pachuca ganó el Torneo Clausura 2007, la Superliga Norteamericana y después obtuvieron tres coronas en la Liga de Campeones de la Concacaf que fueron 2007, 2008 y 2010.

En tanto el galo enriquecía su palmarés, Damián Álvarez llegó a los Tigres de la UANL para el Apertura 2010, torneo en el cual el técnico brasileño Ricardo Ferretti tomó las riendas del equipo.

Álvarez formó parte de los llamados cuatro fantásticos, ya que hacía equipo con Danilo Verón “Danilinho”, Lucas Lobos y Héctor Mancilla, quienes guiaron a los de la UANL al campeonato en el Apertura 2011, con lo que Tigres terminó con la sequía de 29 años sin título dentro del futbol mexicano.

Los felinos siguieron en el protagonismo para los siguientes años y el jugador de origen argentino y naturalizado mexicano fue un elemento importante para los logros.

A la par Gignac lograba lucir con el Olympique de Marsella, al grado de marcar en la temporada 2014-2015 un total de 21 anotaciones, para terminar como sublíder de goleo por encima de Zlatan Ibrahimovic, quien terminó con 20 cuando jugaba con el París Saint Germain.

El destino unió a Gignac con Damian Álvarez en el 2015, al llegar como refuerzo de Tigres y para el Apertura de ese año lograron el campeonato de la Liga MX, historia que vivieron nuevamente juntos en el Apertura 2016 con otro campeonato de los de la UANL.

Para el Apertura 2017 una vez más se coronaron juntos al vencer en la final a los Rayados de Monterrey y después de ello el sudamericano determinó poner fin a su trayectoria deportiva, mientras el francés continuó con los logros.

Sin embargo, ello no impidió que siguieran juntos en un mismo camino, ya que al concretar la creación de la marca Malandro, que produce gorras y ahora ya también ropa, se han mantenido juntos hacia un objetivo al asociarse.

Aunque Damián Álvarez tiene también un negocio alterno en el que se dedica al marketing deportivo y tienen sus propias empresas, se mantiene ligado al francés Gignac con su actividad alterna, mientras el galo sigue en la búsqueda de mayores logros con Tigres dentro de la Liga MX.

Write a Comment

view all comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: