fbpx

México afronta un histórico paro de mujeres

Después de haber desbordado las calles de las principales ciudades del país con la multitudinaria manifestación del 8M, el país afronta un paro inédito de la población femenina este lunes.

Los colectivos feministas hicieron un llamado a una huelga para visibilizar a las mujeres mediante una ausencia que se prevé tan masiva como la protesta del domingo. Es la primera vez que se pondrá a prueba un acto de resistencia de esta naturaleza, que se ha convertido en acción política y económica que rezuma el hartazgo por la inseguridad y la brecha entre hombres y mujeres.

Muy pronto se notó que la huelga rebasaba las redes sociales y comenzaba a concretarse. La convocatoria, que llamaba a las niñas y mujeres a ausentarse de escuelas y trabajos, pero también a no consumir en un gesto anticapitalista, encontró muchas voces dispuestas a seguirla.



La Secretaría de Educación Pública (SEP) dio carta blanca y prometió no sancionar a quienes se sumen de las 1.3 millones de maestras que dan clase en todos los niveles escolares, el 62% de la fuerza magisterial mexicana. El llamado ha hecho que decenas de escuelas no puedan abrir sus puertas este lunes.

Los bancos también tuvieron problemas para operar con normalidad.  Citibanamex tuvo personal suficiente para abrir solo 400 sucursales de las más de 1.400 que tiene en todo el país. BBVA México también ha informado que solo opera con normalidad el 40% de sus oficinas.

La mañana de este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha referido a las movilizaciones en todos los Estados. Felicitó a las mujeres que tomaron las calles y rechazó que haya existido represión en Ciudad de México, como algunas voces sugirieron después del uso de gases lacrimógenos y de que la presencia de la policía capitalina entorpeciera el paso hacia el Zócalo, donde culminaba la protesta.



“Considero que no debe llevarse a cabo ninguna acción en contra de las que actuaron con exceso. No queremos que se utilice como pretexto”, ha señalado el mandatario sobre el puñado de encapuchadas que hicieron pintas y algunos destrozos. “Este movimiento tiene algunas aristas. Es un movimiento de mujeres que legítimamente luchan por sus derechos y en contra de la violencia y los feminicidios, pero hay otra vertiente de quienes están en contra nuestra y lo que quieren es que fracase el Gobierno y que no pueda consumarse la Cuarta Transformación. Es el conservadurismo disfrazado de feminismo”, ha añadido López Obrador, quien se dijo sorprendido de la amplia cobertura mediática que tuvo la manifestación en la televisión.

En su conferencia matutina se vieron varias sillas vacías y solo un puñado de reporteras.

Es importante mencionar, que también un gran número de mujeres, decidieron seguir son su rutina. Agencia

 

Write a Comment

view all comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: