Motivos por el que las propiedades en venta son una opción para nuestro futuro

Motivos por el que las propiedades en venta son una opción para nuestro futuro

Una vez tenemos trabajo y una buena estabilidad económica, llega el momento de plantearnos el mirar propiedades en venta para comprar nuestra propia casa. Eso sí, debemos de saber la situación actual del mercado inmobiliario y cuándo será un buen momento para realizar esta inversión.


Hemos realizado una pequeña investigación y podemos contarte los mejores motivos que pueden impulsarnos a realizar esta adquisición.

¿Cuáles son los motivos por los que comprar una propiedad se convierte en mi mejor opción?

Mayor seguridad

Esperar al mejor momento para realizar este tipo de inversión puede protegernos contra la subida de precios. Con una hipoteca fija siempre sabrás qué dinero se irá todos los meses, por el contrario, al alquilar, estos precios pueden subir y bajar.


Valor incrementado

Dependiendo de la zona en la que esté situada nuestra vivienda y de su buen estado, es posible que en unos años su valor se incremente, pudiendo venderla, recuperar el dinero invertido y optar a mejores posibilidades. También puedes guardar ese fondo para emergencias.  

De lo que sí que estamos seguros es que una casa a largo plazo es una de las mejores inversiones y con posibilidades de aumentar su valor.

Adaptarla a mi gusto

Ya que tienes una propiedad, ¿Por qué no decorarlo a tu gusto? Muchas mejoras pueden incrementar el valor de la casa, aunque también estarás mucho más satisfecho de estar en un lugar que se adapta a tus gustos y necesidades.


Tasas de interés

Tenemos que remontarnos algunos años atrás para darnos cuenta de que las tasas de interés no se encuentran en la actualidad en su momento más alto. Eso se resume a que nuestras probabilidades de ahorrar dinero crecen a cada momento que pasa.

Distintos beneficios

Si tenemos algún tipo de cargo fiscal, el adquirir una propiedad puede hacer que disminuya si utilizamos esos mismos impuestos para amortizarla.

Todo el mundo hace uso de las deducciones con el objetivo de ahorrarse una pequeña cantidad de dinero que, a la larga, se nota en el bolsillo.

Tener un jardín de mi propiedad

No solo estarás comprando una vivienda, también un terreno, un trozo de tierra donde está ubicado tu nuevo hogar. Es decir, un jardín donde poder relajarte, invitar a tus amigos y/o familiares a cenar, mantener tu propio huerto o instalar una piscina, cualquier cosa es posible. Además, si tienes mascota tendrá suficiente espacio donde correr y jugar.

Comunidad de vecinos


En el caso de que decidas alojarte en una de estas comunidades, tendrás que hacer frente a las distintas políticas que tengan instauradas con el fin de mantener el orden y la paz. Nada de qué preocuparse ya que la mayoría estarán dedicados a las escuelas o el uso del aparcamiento. Eso sí, serán un montón de personas nuevas a las que conocer y con quien hacer buenas migas para salir a tomar algo.

Una vivienda es para toda la vida. El hacernos cuanto antes de ella hará que el interés a pagar sea bajo y dependiendo de la zona podremos encontrar unas u otras ofertas, solo queda estudiarlas todas con detenimiento y escoger aquella que se adapte mejor a nuestros gustos y necesidades.


Share