fbpx

Mucho se habla de la libertad de expresión en estos días

Mucho se habla de la libertad de expresión en estos días, mucho se habla de la imposición política sobre el pensamiento colectivo, informes de gobierno maquillados por números positivos, por vanagloria y verborrea, llámese como se llame y vista el color que vista. Me gusta pensar en las comparaciones de la “divinidad” política con las similitudes mundanas como cuando llega el momento de entregar nuestro informe en el trabajo, lo hacemos una noche antes, desvelado con varios litros de café encima y con números al azar por que no encontré los reportes para hacerlo mas completo, pero a quien le importa “igual ni lo van a leer es mero trámite administrativo”



El país inmerso en apoyo cibernético democráticamente “likeando” a Aristegui, Ferris de Con o al mártir en turno en la lucha por la tan ansiada libertad, asqueados por el desinterés en el país que parecen tener los políticos mexicanos, pero a la hora de elegir de verdad la frase es ” a que voy a votar si va a ganar quien quieren que gane” simplemente absurdo



Queremos derrocar a un gobierno corrupto con marchas y manifestaciones, vertiendo toda nuestra ira en un solo objetivo… Un cambio. Un cambio que esperamos mejore nuestra situación que la persona que nos manda y muestra el camino venga y nos diga que hacer y hacia donde ir pero ¿sabemos a donde queremos ir? O ¿solo somos borregos que ocupamos diferente pastor? Entonces me pregunto yo, en verdad para que este país mejore se ocupan mejores pastores? O tal ves y solo tal ves, comenzar por cambiar a los borregos?



Write a Comment

view all comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: