Pérdidas cuantiosas en la floricultura mexicana por pandemia

Uno de los mejores días de venta para los productores de flores es el 10 de mayo, Día de las madres. Este año se vislumbra un panorama complicado para el sector debido a la pandemia de covid-19.

La ganancia será nula porque las pocas ventas que hagan serán para solventar la producción, muchas familias quedarán sin ingresos esta temporada. El cierre de varios mercados deja sin opciones para ofrecer la flor, por lo que incluso la están rematando y en algunos lugares la cambian por despensa. El Estado de México, Puebla, Morelos, Michoacán, Jalisco, San Luis Potosí y Baja California, son los principales productores.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) indica que México ocupa el décimo séptimo lugar como exportador a Estados Unidos y Canadá. Las flores de mayor demanda son la gladiola, rosa, lilium clavel, esqueje sin raíz, plantas de maceta y follaje. El 80 por ciento de la producción nacional se ocupa para el mercado interno y el 20 por ciento para exportación.

Las principales cosechas son de la nochebuena (con 12 mil 885 toneladas anuales), el crisantemo (12 mil 757 toneladas), la rosa (9 mil 479), follajes (8 mil 677), clavel (3 mil 772), gladiola (3 mil 457) y palma camedor con (mil 261 toneladas). El 75 por ciento de su producción se realiza a cielo abierto sobre todo para la gladiola, clavel y girasol; el 25 por ciento en invernaderos y viveros para rosa, gerbera y plantas de maceta.

Esta actividad genera 188 mil empleos directos, según la Sader; 55 mil son eventuales y un millón de trabajos son indirectos. El 60 por ciento de esos puestos son femeninos. Se realiza en 22 mil hectáreas de 26 estados (tercer lugar mundial por espacio sembrado). El valor anual de la producción de 80 mil toneladas de flores supera los 10 mil 700 millones de pesos.

El año pasado, México se colocó en el tercer lugar de los principales productores de plantas ornamentales a nivel mundial. En la feria más grande de la horticultura destacó el año pasado que Morelos, la Ciudad de México, Jalisco, el Estado de México y Puebla, encabezan el 90 por ciento de la producción, generando 10 mil 720 millones de pesos en el consumo interno de flores y plantas.

En 2019, Morelos resultó el principal productor, generando 6 mil 337 millones de pesos en 2013, 188 mil empleos permanentes y más de un millón de indirectos.

El director general de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), Alfredo Díaz Belmontes, vislumbró también que, de impulsarse esta actividad, nuestro país podría convertirse en un alto proveedor de flores para Estados Unidos, ya que tiene la ventaja de compartir frontera, cuando sus principales exportadores son Holanda y Colombia.

Sin embargo; en 2020 la industria tendrá que esperar el crecimiento. Debido a las medidas sanitarias implementadas para evitar la propagación del virus que a nivel mundial ha causado estragos en varios sectores de producción, el 10 de mayo, que representa uno de los días de mayor venta para este rubro, cerrarán panteones, restaurantes y florerías.

Solo en el Estado de México se proyecta una pérdida de 500 millones de pesos, detalló Eduardo Reyes Escamilla, presidente de la Comisión del Sector Agropecuario del Consejo Coordinador Empresarial (CCEM). Dijo también que los municipios de Tenancingo, Villa Guerrero y Coatepec de Harinas, perdieron el 50 por ciento en sus fuentes de trabajo entre los jornaleros agrícolas.

La pandemia hizo notar que hacen falta otras formas de comercializar los productos, en este caso, la venta de flores puede ser en las cadenas comerciales o la entrega a domicilio, que estos días ha sido la opción para adquirir diversas cosas. Son pocos los productores que tienen contratos firmados para vender sus flores a cadenas comerciales, es por esto por lo que se requieren mayores esfuerzos para establecer convenios y beneficiar a todos los participantes de la cadena productiva.

Al exportar el 20 por ciento de la producción, México aprovecha las ventajas de ser un país prometedor en esta industria. Su cercanía con los Estados Unidos hace que se reduzcan los costos de transporte, además, cada día es mejor la mano de obra calificada y contamos con diferentes climas que permiten la producción de una amplia variedad de flores.

Aunque México se coloca en los principales productores, el daño al campo nacional que fue en aumento durante décadas sigue siendo un golpe para los agricultores mexicanos.

Write a Comment

view all comments

Deja un comentario