fbpx

¡Personaliza tu ropa!

Desde los nueve años, Alicia Murrieta Moreno comenzó a pintar en lienzos de óleo, y ahora lleva su talento y creatividad a chamarras de mezclilla con diseños personalizados.

Para la artista plástica Alicia Murrieta Moreno, ha sido un reto pasar su talento de lienzos a chamarras de mezclilla, pero gracias al confinamiento por la pandemia de covid-19, supo aprovechar este tiempo para retarse e incursionar en el diseño artesanal y llegar al estilo de muchas personas que les gusta vestir a la moda.



Estas chamarras “están hechas con amor y estilo propio”. Aseguró a MILENIO que más allá de tener un ingreso económico es una nueva forma de crear arte y mostrarle al mundo que sus diseños son aptos para todos.

“Todo ha sido muy rápido. Inicia en el momento en que mis hijos no encontraban una chamarra que les agradara y me pidieron que le diera vida a su prenda. Me dijeron que si les podía diseñar una caricatura en sus espaldas y lo que resultó en unas horas les encantó, al más grande le hice un personaje de un juego de mesa, y al otro unos ‘Scooby doo’, quedaron fascinados”, comentó.

Después, una de sus sobrinas le encargó un pedido, esto al ver que sus primos “vestían a la moda”, por lo que Alicia se la hizo. Su sobrina la subió a sus redes sociales y fue un boom para ella, porque días después amigos y familiares empezaron a solicitarle chamarras, todo con el fin de tener una prenda única.



“En cuanto se empezó a rumorar mi trabajo, no pude creer que mucha gente me empezó a pedir, creí que iba hacer solo por una temporada, pero desde ese día, no paro; más tarde me ayudaron a crear una cuenta en Instagram para subir mi trabajo y así más gente que quisiera una chamarra viera de lo que era capaz y que sin ningún problema podía hacer, ahora no me doy abasto”, sonrió.

Alice, como su familia y amigos la llaman, se tarda aproximadamente tres horas en recrear una caricatura o dibujo; cuando sólo es nombre, se puede tardar dos horas, pero si es un retrato como el que recientemente hizo para el aspirante a la candidatura al gobierno de Zacatecas, David Monreal Ávila, se puede tardar hasta un día completo.

“Para el señor Monreal Ávila fue un gusto poderle diseñar esta chamarra, ya que fue un honor que portara mi trabajo, me dijo que le gustó mucho y que le iba a traer suerte ahora para su carrera dentro de la política”, mencionó.

No obstante, está agradecida con lo que ha logrado, pues aunque sigue comprando las chamarras de mezclilla en tienda departamentales, no descarta algún día tener un proveedor y que las etiquetas lleven su nombre y el de su marca.

“Espero también un día tenga la oportunidad de tener alguna colaboración con alguna marca o diseñador, creo que mi trabajo habla por sí solo, y que no dudo que el día de mañana pueda ya tener una tienda física y mi propia línea de ropa”, dijo.



¿Cómo pedirlas?

Estas chamarras están disponibles para hombres y mujeres, y manejan diversas tallas y también hay para niños; puedes solicitarlas a través de su cuenta de Instagram.

Antes de mandar un mensaje, tendrás que tener listo tu diseño para que Alicia pueda sugerirte cómo puede ir plasmado en la chamarra.

Tendrás que elegir el color de la chamarra y la talla; así como detallar si es para hombre o mujer o si se trata de una para algún niño. Por último, ella te detallará los últimos pasos a seguir y deberás indicarle a dónde enviarte el producto.

Detrás de cada pintura refleja su pasado

Desde los nueve años a Alicia le gustaban las actividades artísticas. Le gustaba el baile, pero lo que más la cautivó fue la pintura, pues en la Casa de la Cultura de su natal Tlapacoya, Veracruz, empezaron a dar clases de pintura al óleo, por lo que no dudó en entrar y probar que también tenía talento para pintar.

“No sabía que tenía el talento para hacerlo, pero una vez que empecé las clases, vi que podía también dibujar, y lo seguí haciendo hasta la fecha. He creado muchos cuadros que ahora adornan las paredes de mi casa y algunas con mucho significado personal”, comentó.

Más tarde se dedicó a la docencia, fue maestra de preescolar durante 13 años, y con una sonrisa en el rostro no olvida aquellos años que pasó a lado de sus alumnos.

“Fue una experiencia hermosa el poder estar enseñando a unos pequeños que iban creciendo, pero las circunstancias pasan por algo; a mi esposo le ofrecieron un trabajo nuevo y nos tuvimos que venir al Estado de México para iniciar una nueva vida, yo ya con mi hijo mayor me dediqué a la casa, pero nunca dejé lo que más me apasiona, el arte”, dijo.

Para su familia ha sido una gran satisfacción el verla triunfar en la vida, pues no pierden la esperanza de que en algún momento pueda tener una galería de arte y de la mano una tienda en donde ofrezca sus chamarras con diseños de Alice Murrieta Moreno.

Write a Comment

view all comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: