¿Eres de quienes registra su visita a los restaurantes que frecuenta, centro de estudios o lugar de trabajo?

¿Acostumbras ostentar con imágenes tus joyas, vehículos u otras adquisiciones?

¿Publicas constantemente imágenes de las personas que integran tu familia y hasta les “etiquetas” para identificarles?

Si la respuesta es afirmativa a una o a todas estas interrogantes… ¡estás poniendo en riesgo tu seguridad!

Este tipo de sitios en internet se ha convertido en la principal fuente de información de la delincuencia, quienes buscan entre las personas usuarias a sus futuras víctimas para cometer delitos como extorsión telefónica, robo de identidad y secuestro debido a la facilidad con la que acceden a su información.

Antes de hacer públicas imágenes o datos que consideres que pudieran poner en riesgo tu integridad y tu patrimonio, la Coordinación Nacional Antisecuestro te recomienda modificar la privacidad de tus cuentas en redes sociales para que sólo las personas que tú decidas puedan tener acceso a esta información.

Asimismo, procura agregar a tus redes de amistad sólo a aquellas personas que conozcas físicamente y, en la medida de lo posible, evita accesar a links sospechosos o navegar por páginas de internet poco seguras.

Aunado a esto, aborda el tema de la ciberseguridad con quienes integran tu familia, con la finalidad de entablar medidas de seguridad que les permitan protegerse y hacer frente común contra la delincuencia.