Que son las ITS

Que son las ITS

Más de 30 bacterias, virus y parásitos diferentes se transmiten por contacto sexual. Ocho de estos agentes patógenos son responsables de las infecciones de transmisión sexual con mayor incidencia. Y de estas ocho infecciones, cuatro son curables actualmente: sífilis, gonorrea, clamidiasis y tricomoniasis. Las otras cuatro son infecciones virales incurables: hepatitis B, herpes simple (VHS o herpes), VIH y virus del papiloma humano (VPH). Los síntomas o enfermedades causados por las infecciones virales incurables pueden reducirse o modificarse mediante tratamiento.

Nacional

Las infecciones de transmisi√≥n sexual (ITS) se propagan predominantemente por contacto sexual, sean relaciones sexuales vaginales, anales u orales. Algunas ITS tambi√©n pueden transmitirse por otros medios distintos del contacto sexual, como a trav√©s de la sangre o productos sangu√≠neos. Muchas ITS ‚ÄĒincluidas la clamidiasis, la gonorrea y principalmente la hepatitis B, la infecci√≥n por el VIH y la s√≠filis‚ÄĒ tambi√©n pueden transmitirse de madre a hijo durante el embarazo o el parto.

Una persona puede tener una ITS sin presentar s√≠ntomas obvios de la enfermedad. Los s√≠ntomas comunes de las ITS son exudado vaginal, exudado uretral o ardor en los hombres, √ļlceras genitales y dolor abdominal.

Alcance del problema
Las ITS tienen una repercusi√≥n profunda sobre la salud sexual y reproductiva en todo el mundo, y a diario se contraen m√°s de 1 mill√≥n de infecciones. Se estima que cada a√Īo se producen 357 millones de nuevas infecciones con una de cuatro ITS: clamidiasis (131 millones), gonorrea (78 millones), s√≠filis (5,6 millones) y tricomoniasis (143 millones). M√°s de 500 millones de personas tienen una infecci√≥n genital por el VHS (herpes). En cualquier momento, m√°s de 290 millones de mujeres tienen una infecci√≥n por el VPH, una de las ITS m√°s comunes.

Las ITS pueden tener graves consecuencias más allá de la infección en sí.

Algunas ITS como la infección por herpes y la sífilis pueden aumentar tres veces o más el riesgo de contagio del VIH.
La transmisión maternoinfantil de las ITS puede dar lugar a mortinatalidad, mortalidad neonatal, peso bajo al nacer y prematuridad, septicemia, neumonía, conjuntivitis neonatal y deformidades congénitas.
La infecci√≥n por el VPH causa 72 000 nuevos casos de c√°ncer cervicouterino y 34 000 muertes por este tipo de c√°ncer cada a√Īo en la Regi√≥n de las Am√©ricas (datos del 2018).
Algunas ITS como la gonorrea y la clamidiasis son la principal causa de la enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) así como de infertilidad en las mujeres.

Cultura

Prevención de las ITS
- Asesoramiento y enfoques comportamentales

El asesoramiento y las intervenciones comportamentales son algunas medidas de prevención primaria de las ITS (incluida la infección por el VIH), así como de los embarazos no intencionales. Estas medidas incluyen:



educación integral sobre la sexualidad e información previa a las pruebas de detección del VIH y de las ITS, así como asesoramiento después de estas pruebas;
asesoramiento sobre actividades sexuales más seguras y de menor riesgo, y promoción del uso de preservativos;
intervenciones dirigidas a grupos de población clave, como trabajadores sexuales, hombres homosexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH), mujeres transgénero, personas en prisión y personas que se inyectan drogas;
educación y orientación adaptadas a las necesidades de los adolescentes.
Adem√°s, el asesoramiento puede mejorar la capacidad de las personas para reconocer los s√≠ntomas de las ITS y aumentar la probabilidad de que soliciten atenci√≥n o de que alienten a su pareja sexual a que lo haga. Lamentablemente, la falta de conciencia p√ļblica, la poca capacitaci√≥n del personal de salud y el estigma generalizado y de larga data en torno a las ITS siguen impidiendo un uso m√°s amplio y eficaz de estas intervenciones.

- Métodos de barrera



Cuando se usan de forma correcta y sistemática, los preservativos son uno de los métodos más eficaces de protección contra las ITS, incluida la infección por el VIH. Los preservativos femeninos son eficaces y seguros, pero no se usan tan ampliamente en los programas nacionales como los masculinos.

Diagnóstico de las ITS
En los pa√≠ses de ingresos altos se usan ampliamente pruebas diagn√≥sticas para las ITS con un alto grado de precisi√≥n. Estas pruebas son especialmente √ļtiles para el diagn√≥stico de infecciones asintom√°ticas. Sin embargo, en los pa√≠ses de ingresos bajos y medianos, no se dispone de este tipo de pruebas de diagn√≥stico de forma generalizada. En los pa√≠ses donde s√≠ se dispone de estas pruebas, a menudo son costosas y geogr√°ficamente inaccesibles, y con frecuencia los pacientes deben esperar largo rato (o tienen que regresar) para recibir los resultados. Esto puede impedir el seguimiento o hacer que no se complete el tratamiento.



Actualmente se cuenta con pruebas rápidas para la sífilis, la infección por el VIH y las hepatitis B y C. Estas pruebas son precisas, se pueden obtener los resultados en 15 a 20 minutos y son fáciles de usar con un mínimo de capacitación. Varias pruebas rápidas más para otras ITS están en desarrollo y pueden llegar a mejorar el diagnóstico y tratamiento de las ITS, especialmente en entornos de recursos limitados.

- Tratamiento de las ITS

Actualmente se dispone de tratamiento eficaz para varias ITS.

Tres ITS bacterianas (clamidia, gonorrea y s√≠filis) y una ITS parasitaria (tricomoniasis) pueden curarse generalmente con los esquemas eficaces existentes de dosis √ļnica de antibi√≥ticos.
Los medicamentos disponibles más eficaces contra el herpes y el VIH son los antivirales que pueden modular la evolución de la enfermedad, aunque no pueden curarla.



En el caso de la hepatitis B, los moduladores del sistema inmunitario (interfer√≥n) y los medicamentos antivirales pueden ayudar a combatir el virus y retrasar el da√Īo al h√≠gado.
La resistencia de las ITS ‚ÄĒen particular la gonorrea‚ÄĒ a los antibi√≥ticos ha aumentado r√°pidamente en los √ļltimos a√Īos y ha reducido las opciones de tratamiento. La aparici√≥n de una sensibilidad reducida de la gonorrea a la opci√≥n de tratamiento de ‚Äú√ļltimo recurso‚ÄĚ (cefalosporinas orales e inyectables), junto con la resistencia ya demostrada a las penicilinas, sulfonamidas, tetraciclinas, quinolonas y macr√≥lidos hacen que la gonorrea sea una infecci√≥n multirresistente. Si bien es menos com√ļn, otras ITS tambi√©n presentan resistencia a los antimicrobianos, lo que habla de la importancia fundamental de la prevenci√≥n y el tratamiento r√°pido.

- Manejo de los casos de ITS



En los pa√≠ses de ingresos bajos y medianos, el manejo de los casos se basa en la detecci√≥n de signos y s√≠ntomas uniformes y f√°cilmente reconocibles para orientar el tratamiento, sin usar pruebas de laboratorio; esto se conoce como manejo sindr√≥mico. Este m√©todo, que suele fundamentarse en el uso de algoritmos cl√≠nicos, permite al personal de salud diagnosticar una infecci√≥n espec√≠fica sobre la base de los signos y s√≠ntomas (s√≠ndromes) observados (por ejemplo, flujo vaginal, secreci√≥n uretral, √ļlceras genitales, dolor abdominal). El manejo sindr√≥mico es sencillo, garantiza un tratamiento r√°pido en el mismo d√≠a y evita el uso de pruebas diagn√≥sticas que son costosas o no est√°n disponibles. Sin embargo, con este enfoque no se detectan infecciones que no muestren ning√ļn s√≠ntoma o signo (s√≠ndromes), que son la mayor√≠a de las ITS.

Vacunas y otras intervenciones biomédicas
Hay vacunas inocuas y sumamente eficaces para dos ITS: hepatitis B e infección por el VPH. Con estas vacunas se han obtenido avances muy importantes en la prevención de las ITS.

Al 2017, 44 pa√≠ses y territorios de la Regi√≥n de las Am√©ricas hab√≠an introducido la vacuna contra la hepatitis B en su programa regular de vacunaci√≥n de menores de 1 a√Īo. Adem√°s, 24 pa√≠ses y territorios han adoptado la pol√≠tica de vacunaci√≥n universal con una dosis al nacer, lo que representa alrededor de 80% de la cohorte de nacimientos en la Regi√≥n.

La vacuna contra el VPH est√° disponible como parte del programa regular de vacunaci√≥n en 31 pa√≠ses y territorios de la Regi√≥n (datos del 2017). A nivel mundial, la vacunaci√≥n contra el VPH podr√≠a prevenir la muerte de m√°s de 4 millones de mujeres en los pr√≥ximos diez a√Īos en pa√≠ses de ingresos bajos y medianos, donde se concentra la mayor parte de los casos de c√°ncer cervicouterino, si pudiera lograrse una cobertura de vacunaci√≥n de 70%.



Las investigaciones para desarrollar vacunas contra el herpes y el VIH están avanzadas, con varias vacunas experimentales en desarrollo clínico temprano. Las investigaciones sobre vacunas contra la clamidiasis, la gonorrea, la sífilis y la tricomoniasis está en las fases iniciales de desarrollo.

Existen otras intervenciones biomédicas para prevenir algunas ITS, como la circuncisión en hombres adultos y el empleo de microbicidas.

La circuncisión masculina reduce el riesgo de contraer la infección por el VIH por contacto heterosexual en los hombres en aproximadamente un 60% y brinda cierta protección contra otras ITS, como el herpes y el VPH.
El tenofovir en gel, cuando se usa como microbicida vaginal, ha tenido resultados desiguales en cuanto a su capacidad para prevenir la transmisión del VIH, aunque ha demostrado cierta eficacia contra el VHS-2.
Las medidas actuales para contener la propagación de las ITS no son suficientes
- Los cambios de comportamiento son complejos

A pesar de los considerables esfuerzos realizados para establecer intervenciones sencillas que puedan reducir el comportamiento sexual de riesgo, el cambio de comportamiento sigue siendo un problema complejo. Las investigaciones han demostrado la necesidad de centrarse en grupos poblacionales cuidadosamente definidos, consultar ampliamente a los grupos destinatarios identificados e incluirlos en el dise√Īo, la ejecuci√≥n y la evaluaci√≥n de cualquier iniciativa.



- Los servicios de detección y tratamiento de la ITS siguen siendo deficientes

Las personas que necesitan servicios de detecci√≥n y tratamiento de las ITS afrontan numerosos problemas: recursos limitados, estigmatizaci√≥n, calidad deficiente de los servicios y poco o ning√ļn seguimiento de las parejas sexuales.

En muchos países, los servicios de ITS se proporcionan por separado y no están disponibles a nivel de la atención primaria de salud, la planificación familiar y otros servicios de salud corrientes.
En muchos entornos, los servicios a menudo no pueden detectar infecciones asintom√°ticas dado que no cuentan con personal capacitado, capacidad de laboratorio o suministros suficientes de los medicamentos apropiados.
Los grupos marginados con las tasas m√°s elevadas de ITS ‚ÄĒcomo los trabajadores sexuales, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, las personas que se inyectan drogas, las personas en prisi√≥n, los grupos m√≥viles y los adolescentes‚ÄĒ a menudo no tienen acceso a servicios de salud adecuados.
Respuesta de la OPS/OMS



La OMS formula normas y pautas mundiales para el tratamiento y la prevención de las ITS, fortalece los sistemas de vigilancia y seguimiento de estas infecciones, incluida la gonorrea farmacorresistente, y lidera la formulación de la agenda mundial de investigación sobre las ITS.

Nuestra labor se rige actualmente por la Estrategia mundial del sector de la salud contra las infecciones de transmisi√≥n sexual, 2016 -2021, aprobada por la Asamblea Mundial de la Salud en el 2016, y la Estrategia mundial para la salud de la mujer, el ni√Īo y el adolescente de las Naciones Unidas, aprobada en el 2015, que destacan la necesidad de adoptar un conjunto integral e integrado de intervenciones esenciales, con informaci√≥n y servicios para la prevenci√≥n de la infecci√≥n por el VIH y otras infecciones de transmisi√≥n sexual.

A nivel regional, el Plan de acci√≥n para la prevenci√≥n y el control de la infecci√≥n por el VIH y las infecciones de transmisi√≥n sexual 2016-2021 sirve de apoyo a una respuesta acelerada, focalizada, m√°s eficaz, innovadora y sostenible de parte de los pa√≠ses de la Regi√≥n de las Am√©ricas, allanando el camino hacia la meta de poner fin a las epidemias de sida e ITS como problemas de salud p√ļblica para el 2030.



Share