fbpx

Sainz cae en la trampa

El madrileño pierde dos horas en una zona delicada de navegación y drama total en Audi con sus tres coches descolgados de una tacada. Al Attiyah arrasa.

Dijimos que 19 kilómetros, los del prólogo, eran una minucia como para sacar conclusiones precipitadas con todo un Dakar por delante. Ahora, lo que era difícil de esperar es que las cosas se torcieran tan pronto, y no por problemas de fiabilidad, si no por el caos. La primera etapa con inicio y final en Hail guardaba una sorpresa en sus 333 kilómetros de especial: un punto de navegación muy enrevesado en el último tercio de la jornada que desequilibró totalmente la balanza. Sainz se perdió y Al Attiyah arrasó.



Las motos anticiparon el desastre. Fueron muchos los pilotos que se perdieron dejando en la zona un auténtico laberinto de trazadas y cuando llegaron los coches, aumentó la confusión. ¿Qué huella seguir? ¿Cuál era la buena? Al Attiyah no dudó ni un instante. Mientras los que se enfrentaban primero a ese punto se paraban para pensárselo bien, el qatarí tomó un camino a la izquierda y dio en el clavo. Bueno, él y Loeb, que hicieron gran parte de la etapa juntos hasta la meta, donde el francés cedió 12 minutos (los que salió antes que él).



El drama llegaría por detrás. Sainz los tenía delante, pero no tan cerca como para seguirles y optó por otro camino. Resultó ser el malo. Entre idas y venidas, vueltas hacia un lado y hacia otro, Lucas Cruz y él se dejaron dos horas hasta que dieron con el rumbo. Demasiado castigo (al que se unió una sanción de 15 minutos por saltarse un punto de control como a muchos de los que se perdieron), y demasiado pronto. Muy doloroso, aún más al ver los registros que marcaba en los compases previos, en los que aguantaba el ritmo al rodar solo seis minutos por detrás de Al Attiyah en la cuarta plaza en el waypoint anterior al desastre.

Precarga foto ampliada

Pero las cosas podrían ir peor para Audi, porque Ekstrom cedió hora y media y Peterhansel rompió el eje trasero y tuvo que regresar al vivac fuera del recorrido tras horas de pérdida (y 16 más de castigo por ello). Así, todas las opciones del RS Q-etron se esfumaron de una tacada. Al menos no fue por fiabilidad. Otro que no se escapó de la escabechina fue Roma, aunque salvó algo mejor la papeleta con 1h 17 perdida en meta. En días así es cuando alguno más modesto puede brillar si se le ilumina el camino, fue el caso de Prokop, Lucio Álvarez o Vasilyev, que se colaron en el Top 5. Ellos sonrieron a causa de las desgracias de otros. Así es el Dakar.



Con las desgracias de Sainz y Roma, el privilegio de ser el mejor español del día recayó en un debutante, Carlos Checa. El catalán fue el 24º del día a una hora de Al Attiyah y solventó bien la papeleta difícil del día. Por el estilo lo hicieron Esteve, Laia Sanz o Fuertes (ligeramente por encima de la hora), mientras que a Calleja le tocó la peor parte con algún problema que le tuvo detenido horas, como a los Plaza, aunque ellos pudieron reemprender la marcha. En T3, Cristina Gutiérrez cedió media hora con su compañero Quintero y Farrés fue cuarto en T4.



Write a Comment

view all comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: