Secretaría de Cultura afecta derechos culturales, advierten

Secretaría de Cultura afecta derechos culturales, advierten

La Secretaría de Cultura (SC) recibió una ampliación de 500 millones de pesos que se destinarán a seis ejes del Programa de Apoyos a la Cultura para el ejercicio fiscal 2019; sin embargo, dejan fuera a proyectos sugeridos por los diputados, serán recursos insuficientes y afectan directamente los derechos culturales de las asociaciones civiles que podrían organizarse y tomar acciones colectivas contra el Estado.



“¿Qué alternativas les quedan a estas organizaciones? Creo que pueden organizarse y presentar una queja en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) porque afectan el derecho cultural y económico de las personas y de estas organizaciones”, señaló Eduardo Cruz Vázquez, especialista en temas culturales y fundador del Grupo de Reflexión en Economía y Cultura.

Después del fracaso del Programa Anual de Estímulos a las Manifestaciones Culturales y del Patrimonio 2019, donde más de 5,000 proyectos se quedaron sin prepuesto pese a las promesas del diputado Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara Baja, la SC recibió 500 millones de pesos extra para apoyar proyectos que en la administración de Andrés Manuel López Obrador ya no se dieron, como los famosos “etiquetados”.



“Hay condiciones para que la CNDH haga una recomendación para encontrar mecanismos para resarcir las relaciones entre las asociaciones civiles y culturales y los fondos públicos a los que deberían tener accesos para llevar a cabo sus actividades”, agregó el especialista.

Para el analista en temas culturales, Carlos Lara, co-fundador de la Sociedad Civil Artículo 27, “no es propiamente un atentado contra la libertad de expresión artística, ni la libertad creativa. En todo caso, es discriminatoria porque atenta contra la libertad de asociación”.



“Pregunta: ¿quien ha llevado a la sociedad civil organizada, y en particular a la comunidad cultural, a constituirse como asociaciones o sociedades civiles? Respuesta, el gobierno. Mediante convocatorias, reglas de operación etcétera (…) Minar, como este gobierno pretende, el esfuerzo de la sociedad civil organizada es, incluso, antidemocrático. De la misma forma que pretende ser acabar con los programas sociales y dar el dinero directamente a las personas, es asistencial y electorero (…) En el caso de la cultura, es socavar la participación ciudadana en esta materia y ante esto proceden amparos”.

La respuesta de la secretaría

Ante las críticas de varias asociaciones por las nuevas “reglas del juego”, Alejandra Frausto Guerrero, secretaria de Cultura escribió: “Los proyectos culturales (colectivos, organizaciones, cooperativas, microempresas, etcétera) podrán presentarse a través de las instituciones estatales y municipales de cultura, las alcaldías de la Ciudad de México y las instituciones públicas de educación superior en los estados”.



Serán insuficientes 500 millones de pesos para seis programas, por lo que cientos de iniciativas culturales se quedarán fuera.

“No sabemos qué criterios van utilizar las instituciones estatales, municipales de cultura, las universidades para volverse conductos o asociarse con los festivales; algunos ya trabajan así, pero los demás no”, explicó Eduardo Cruz.

Como un acto desesperado, el diputado Sergio Mayer envió a la SC una lista de alrededor de 223 proyectos “sugeridos” en espera de que alguno pudiera recibir apoyo, pero fueron desechadas, aunque, por la importancia de algunas de ellas, seguramente serán beneficiadas como el Festival Internacional de Cine de Morelia.



ONG culturales, en riesgo

Pero el encuentro que dirige Daniela Michel mostró su preocupación.

“Las iniciativas no gubernamentales de difusión del cine mexicano estamos en riesgo frente a la falta de definición de las políticas culturales.

“La medida de entregar los recursos de esta manera es un retroceso y se regresa al filtro a una relación que ya se había superado hace muchos años donde se había logrado que las asociaciones civiles ya no dependieran de esto para gestionar sus fondos”, expresó Cruz.

Para los especialistas en temas culturales, esto fue una mala decisión y se debieron ofrecer alternativas para las asociaciones civiles y festivales culturales para que no mueran.

“Todos estos proyectos culturales son también fuentes de trabajo y la afectación va a ser grande y se necesitan vías para que esto no precarice más la crisis en el sector cultura”, asegura Eduardo Cruz.



El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que durante su administración no se otorgarán recursos a organizaciones civiles y resulta que muchas de ellas son culturales y subsisten gracias al apoyo federal.

“La cancelación de iniciativas como los Premios Fénix llena de preocupación a los que nos dedicamos a difundir y promover el cine. Estos espacios son esenciales para el fortalecimiento de nuestra identidad cultural y para la expresión de nuevas generaciones”, expresan integrantes de Ambulante, festival de documentales que recibió 5 millones de pesos el año pasado.

“En el Festival de Cine de Ensenada también pasamos por la falta de apoyo, lejos del gobierno federal de la administración pasada, los gobiernos locales y estatales han brillado por su ausencia a pesar de que vamos por la tercera edición”, denuncian en el encuentro.



Apoyo a Festivales Culturales y Artísticos (PROFEST)

La Secretaría de Cultura convoca a que los proyectos culturales se presenten a través de las Instituciones Estatales de Cultura de las 32 entidades federativas, las instituciones municipales de cultura, los 2,457 municipios del país, las 16 alcaldías de la Ciudad de México y las 699 instituciones de educación pública superior estatales.

La SC otorgará subsidios en el esquema de coinversión para festivales en las siguientes categorías. Festivales de primera a tercera edición hasta 500,000 pesos, con una coinversión mínima de 10% del costo total del festival en recursos monetarios o en especie. Festivales de cuarta a sexta edición, hasta 5 millones de pesos con una coinversión mínima de 40% del costo total del festival en recursos monetarios o en especie.



Festivales a partir de la séptima edición hasta 10 millones de pesos con una coinversión mínima de 50% del costo total del festival en recursos monetarios o en especie o serán sujetos de apoyo aquellos proyectos que para el 2019 reciban recursos o se encuentren gestionando otro tipo de financiamiento de origen federal. El año pasado, el Profest apoyó sólo a 36 proyectos con una bolsa de alrededor de 12 millones de pesos. El subsidio más alto fue de 1 millón de pesos y el más bajo de 91,000 pesos.



Share